LAS TRAMPAS QUE ME PONGO

 

"Existen tantos trastornos pcicolñogicos como seamos capacs de inventar", decía Paul Watzlawick.

 

El humano, como ser que percibe, piensa, y actúa, se encuentra en un equilibrio constante entre la cordura y la demencia.

 

Cualquiera puede tenderse una trampa psicológica de la que acabará siendo prisionero.

 

Existe una desastrosa actitud que  os lleva a complicarnos la vida, pro también tiene su contrapunto, la maravillosa capacidad de transformar los límites en recursos y los problemas en soluciones. ¡DESCÚBRELOS!

 

27 Septiembre

20h

Precio: 25€