Crecer interiormente no es cambiar a otros...

 

Resolver un problema puede ser una cuestión puntual, pero trabajar en el crecimiento interior necesita otra visión. Es un trabajo de comprensión, liberación y restauración con el propio sistema familiar t con la vida en general.

 

Cada vez que algo nos hace sentir mal, es un mensaje que la vida nos está dando para que miremos en nuestro interior y a nuestra familia, no al reflejo que nos ha dado la información.

 

Mi trabajo es hacer ver al cliente/paciente que crecer interiormente no es cambiar a otros, es eliminar todos los enredos, nudos, bloqueos, rupturas u obstáculos que impiden que fluya el amor hacia cada uno y a través de cada uno.

 

Acompaño a las personas a encontrar soluciones y estrategias que les permitan avanzar hacia un estado de bienestar y mejora en las relaciones personales y laborales.

 

La persona que se somete a un proceso de cambio, también podrá prevenir situaciones de sufrimiento y desorden, utilizando las diferentes herramientas para cada caso, y así poder encontrar la solución de una manera rápida y eficaz.